Avda. Pueyrredón 1445, 5° piso, A
Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Argentina
Tel/fax: +54 -11-4823-9922

Contacto

  1. Nombre(*)
    Por favor ingrese su nombre
  2. E-mail(*)
    Dirección de email inválida.
  3. Mensaje(*)
    Por favor, ingrese su mensaje
  4. (*)

    Entrada no válida
  5.   

Sugerencias para comenzar

 

Si usted ha pensado en modificar o mejorar una parte de su cuerpo con la que no está conforme y no sabe cómo comenzar, intente conocer e identificar las distintas etapas que deberá recorrer para lograr su objetivo y sentirse mejor.

  • El primer punto es identificar el por qué. Todos tenemos causas que nos llevan a desear cambios corporales que generalmente responden a  una necesidad personal, pero no debe desviarse el foco del objetivo principal: “verse mejor”. Cualquier otro objetivo creará insatisfacción y  frustración que empañará el resultado, por mejor que sea.
    El segundo punto a tener en cuenta es obtener la información adecuada, consultando con un especialista, quien responderá adecuadamente todas las dudas generales (de acuerdo a cada tratamiento) y de cada paciente en particular (miedos, experiencias previas propias o de terceros, tiempo necesario para retomar las tareas habituales, etc.). La información complementaria (personas cercanas, búsquedas por internet), si bien resulta útil, muchas veces confunde por ser muy general o aplicada a casos individuales. Haga todas las consultas que crea necesarias y pregunte cualquier duda que sea importante para usted, aunque parezca irrelevante.
  • Una vez obtenida la información, entramos en un período de duración variable (días o meses), teniendo en cuenta que es el momento de tomar la decisión, acomodar los tiempos y realizar finalmente la cirugía o, tal vez, desistir definitivamente.
  • Una vez tomada la decisión, sigue el tratamiento en sí (quirúrgico o no quirúrgico), que incluye: definir el día, acomodar el trabajo, los hijos, acompañante, programar la vuelta a las actividades normales, etc.
  • Por último, el postoperatorio inmediato y alejado (cuidados, controles, qué puedo y qué no puedo hacer, medicación, retomar ejercicio, estudios posteriores, etc.), que depende del médico y del paciente, requiere del compromiso de ambas partes.
De esta forma se llega al objetivo final: obtener el cambio deseado mediante un proceso programado, ajustado a sus expectativas y tiempos, logrando así el mejor resultado y grado de satisfacción para usted y para quienes han estado involucrados en el proceso.

Copyright Dr Alejandro Beltrami  © 2015. Todos los derechos reservados